Joan Vinyes gana en Sant Julià con un Seat Cordoba WRC

Joan Vinyes Seat Cordoba WRC Ral·li Esprint de Sant Julià

La temporada de rallyes ha dado su pistoletazo de salida este fin de semana en Catalunya. La disputa del Ral·li Esprint de Sant Julià he tenido lugar por las míticas carreteras del Montseny, las cuales recibieran antaño el Costa Brava puntuable para el Mundial. Una prueba compuesta en su 17ª edición por dos tramos a pasar en tres ocasiones, uno de 5.24 kilómetros y otro de 6.41.

En la mañana de ayer domingo se concentró toda la competición. Nada más empezar, Vinyes dejaba claro que su adaptación al Seat Cordoba WRC que alquiló para esta prueba había ido de maravilla, con un scratch inicial con el que se colocaba primer líder. Josep Maria Membrado le seguía de cerca, a 4.4 segundos, mientras que Carles Llinàs se colocaba en tercera posición, solo 0.4 tras el piloto local.

Membrado Porsche Ral·li Esprint de Sant Julià

El segundo tramo, el de L’Enclusa – Romegats, se disputaba como novedad en la prueba. Quizás por eso, por el hecho de ser un tramo más desconocido por los pilotos, Vinyes ampliaba en 9.5 su liderato, mientras que Membrado se empezaba a distanciar de Llinàs, quien en el segundo bucle decía adiós al rally por la rotura del palier de su Mitsubihi Lancer Evo X. Albert Orriols era quien heredaba la tercera posición.

Finalmente, tras la tercera pasada, Joan Vinyes se alzaba como ganador junto a su copiloto Jordi Mercader. La pareja de andorranos se quedó con las ganas de hacer pleno de scratchs, ya que tras sufrir un pequeño trompo en el último tramo, dejaban en bandeja de plata el scratch para Raul Illamola. Los Porsche de Membrado y Orriols completaban finalmente el podio, el de una victoria cómoda para Vinyes, ya que su ventaja finalmente fue de más de medio minuto.

Illamola Mistubishi Lancer Ral·li Esprint de Sant Julià

Precisamente Illamola terminó como primer hombre fuera del top 3, con una trabajada cuarta posición que le dejaba con su Lancer Evo IX como único Grupo N+ de entre los 5 primeros. Quinto fue Santiago Mateo con el segundo Seat Cordoba WRC de la prueba, por delante del BMW M3 E30 de Ricard Jove y el Subaru Impreza de la hermana del vencedor, Amalia Vinyes. Xavi Doménech aguantó por 4 segundos la octava posición frente a Nil Solans, hombre que corrió con el Fiesta R2 con el que le veremos pilotar este año el Trofeo DMack en el Mundial.

Esto ha sido todo del Ral·li Esprint de Sant Julià de Vilatorta, prueba en que este año un servidor pudo asistir y que esperamos podamos volver a vivir la temporada que viene. La siguiente prueba sobre asfalto en Catalunya será el mítico Costa Brava histórico en menos de un mes, el 15 y 16 de marzo.


Deja un comentario

Connect with Facebook