Loeb sorprendido con su béstia negra para asaltar Pikes Peak

loeb 2013 Pikes Peak

El más grande en la historia de los rallyes no deja de ser noticia. Si a finales de la semana pasada lo veíamos alzarse como ganador en Argentina en el que podría ser su último rally de tierra del mundial, sin poder tomarse un breve y merecido descanso por haber devuelto a Citroën a lo más alto del podio cortando la racha de Volkswagen, el alsaciano se dirigió a la pista privada de pruebas de Ferté – Vidame para rodar por primera vez con la nueva máquina que ha preparado el grupo PSA.

El Peugeot 208 T16 Pikes Peak, como bien se refleja en su nombre, es la última creación de Peugeot para llevar a Sébastien Loeb a la mítica ascensión al puerto de montaña más famoso de Estados Unidos, el Pikeas Peak. La cima situada en Colorado es conocida mundialmente como la que acoge una vez al año a un montón de hombres con sus máquinas dispuestos a subir al cielo. En ella se han visto grandes hazañas y grandes máquinas, entre las cuales muchas utilizan nuevas tecnologías para promocionar su producto.

Pero esta vez, Red Bull se ha juntado con Peugeot y ha decidido crear una máquina para que el 9 veces campeón del WRC intente batir el récord que logró el pasado verano Rhys Millen una vez completado el asfaltado del recorrido. Así pues, el asfalto espera a nuevos rivales, y de bien seguro que si las condiciones atmosféricas no influyen demasiado veremos como alguien bate el récord que posee el hombre de Hyundai.

A pesar de haber probado prototipos ganadores de Le Mans, monoplazas de Fórmula 1 y los mejores coches del mundial de rallyes, Loeb se mostró muy sorprendido con sus primeras sensaciones a borde del 208 T16. En declaraciones en inglés al vídeo que os adjuntamos, el francés nos dice que le ha sorprendido un montón la potencia y aceleración que tiene este coche, ya que en las primeras marchas entrega todos sus caballos a diferencia de lo que hace un Fórmula 1.

loeb 2013 Pikes peak
Además, las frenadas también fueron un punto que destacó, ya que gracias al importante apoyo aerodinámico y a unos neumáticos tan anchos son de lo más potentes.

“Este 208 es como una mezcla de lo mejor de la tecnología automovilística. Tiene un gran apoyo aerodinámico, como un Fórmula 1, neumáticos anchos como los que llevan los prototipos y un diferencial como el de los WRC. He tenido la oportunidad de probar muchos tipos de coches, pero las sensaciones que he sacado de este son diferentes a todo lo que he conducido hasta ahora”.

Ahora nos toca esperar a que llegue el día, el 30 de junio, cuando la ascensión al Pikes Peak juzgará si la combinación formada por Peugeot, Red Bull y Sébastien Loeb es la idónea para lograr el récord y batir a todos los contendientes que habrán por la victoria. Sin duda que toda la pinta de ser una combinación ganadora la tienen, pero la montaña decidirá.


Deja un comentario

Connect with Facebook